Negocio en Internet - ¿Qué debería hacer con mis impuestos?

Propietario de un negocio en Internet – si piensa que puede librarse de pagar impuestos sólo porque tiene un negocio online, está equivocado.

En lo relativo a impuestos, usted tendrá un trato (casi) igual; cuando otras empresas estén obligadas a hacer sus declaraciones de impuestos (ya sea el 0% o el 35%), usted también lo estará.

Advertisement

Por supuesto, hay jurisdicciones que son más indulgentes que otras – incluso algunas que no se preocupan en absoluto – en cuanto a la tributación de los negocios en Internet. Pero, en general, un negocio en Internet es muy parecido a cualquier otro tipo de negocio.

Para dirigir un negocio en Internet de cualquier tipo (es decir, tiendas online, publicaciones online, agencias de marketing online, etc.) necesita ocuparse de todos los asuntos al igual que con cualquier otro negocio: Hay clientes a los que servir, productos y/o servicios que ofrecer, leyes y reglamentos que cumplir, obligaciones financieras, etc. La única diferencia es el medio en el que se trabaja: En lugar de en un local comercial de ladrillo y mortero, su negocio reside en Internet.

“¡Pero mi negocio se realiza completamente online! Es más, no tengo una ubicación física. Viajo muchísimo alrededor del mundo. ¿Por qué debo pagar impuestos?” se queja usted.

Por desgracia, que usted no tenga una ubicación física no quiere decir que no tenga un país de origen. Y tener un país de origen significa que usted tiene una dirección, lo que hace que deba declarar impuestos en su país, si es el caso.

Advertisement

Definitivamente debería seguir las reglas – por ejemplo, pagar los impuestos legalmente obligatorios tal y como las leyes de su jurisdicción indican. Sin embargo, siempre hay formas de minimizar sus impuestos sin quebrantar las leyes. Una de ellas es trasladar su negocio - o incluso trasladarse usted mismo - a alguna jurisdicción que se adapte a su plan de vida. ¿Cómo?

Adoptar la teoría de las banderas

En realidad usted puede elegir dónde pagar sus impuestos, y cuánto, independientemente de su tipo de negocio. Pero esto funciona especialmente bien si su negocio se realiza completamente online.

Advertisement

“Pero, ¿cómo puedo hacer esto?” se pregunta usted. Puede renunciar a su ciudadanía y trasladarse a una jurisdicción que se ajuste a sus planes personales y de negocios, conseguir un segundo pasaporte, o trasladarse a una jurisdicción que tenga algún tipo de acuerdo (impositivo) con su país (por ejemplo, EEUU y Puerto Rico), tener una cuenta bancaria offshore y/o una empresa offshore, y muchas opciones más.

Lo mencionado anteriormente es en lo que se basa la teoría de las banderas. En esencia, se trata de diversificar sus asuntos personales y financieros para que el gobierno de su país - o cualquier gobierno, para ser exactos - no pueda tener ningún tipo de control sobre su patrimonio y bienestar. Más información con mayor detalle sobre este tema en Nomad Capitalist.

Advertisement

Como ya se habrá imaginado, esto está estrechamente relacionado con el concepto de internacionalización, del que hablamos a menudo - por ejemplo, aquí y aquí.

En cuanto a los negocios, ¿cómo puedo hacerlo?

Realmente es bastante sencillo:

1. Establezca su negocio de Internet en una jurisdicción offshore

No en cualquier jurisdicción, por supuesto. Debe elegir aquella que no grave los ingresos que se produzcan fuera de la jurisdicción.

Advertisement

Por otro lado, si necesita de algún requisito específico, debería elegir la jurisdicción más adecuada para su caso. Por ejemplo, si su negocio en Internet está dirigido a los países de la Unión Europea, necesita un número de IVA intracomunitario. Puede obtenerlo estableciendo la sede de su empresa en una jurisdicción offshore que sea además un país que pertenezca a la UE, como por ejemplo Chipre.

2. Ciudadanías que no obligan a declarar impuestos a los no residentes

Puede pagar un mínimo – incluso cero – en impuestos corporativos, pero no se olvide que a medida que su negocio en Internet genera ingresos para usted, usted es responsable del pago de sus impuestos sobre la renta, excepto si usted es ciudadano de un país que no obligue a pagar impuestos sobre la renta si no se es residente. La idea es que su ciudadanía y su país de residencia sean diferentes.

Advertisement

¿Suena confuso? Puede ser, pero la adopción de ambas es la mejor manera de minimizar legalmente el pago de impuestos. Hay otras formas, pero debería obtener asesoramiento sobre las mejores soluciones, ya que hacerlo todo usted mismo no es muy recomendable.

Conclusión

Una conclusión que se puede extraer de este artículo es: Independientemente de cómo establezca su negocio online, hay obligaciones tributarias que debe cumplir. Como siempre decimos, debe tratar de evitar impuestos, pero no debería evadir impuestos; conocer la diferencia es importante.

Advertisement

En cuanto a eso, y respondiendo a la pregunta planteada en el título de este artículo, usted debería declarar sus impuestos como cualquier otro propietario de un negocio. No hay duda. Sin embargo, dirigir un negocio online significa que tiene más libertad para determinar las leyes y reglamentos que desea cumplir, así como la cantidad de impuestos que esté obligado a pagar.

El siguiente paso: Determinar si las soluciones mencionadas anteriormente son factibles para su negocio, y buscar consejo legal de las fuentes adecuadas para este propósito.

Advertisement

Para cuestiones relativas a la creación de empresas offshore y la apertura de cuentas bancarias offshore, siempre puede consultar con nosotros - ¡es gratis!

Share This Story